El día de la Mujer no es una fiesta, fue un evento sangriento

Imagen

(interesante articulo para compartir)

La Conmemoración del Día de la Mujer es nacida en una historia sangrienta en donde el abuso, la explotación y la impunidad causo la muerte de 146 mujeres, algunas quemas y otras muertas en la banqueta porque se arrojaron ante el temor de las llamas, no fue gracias a las mujeres bonitas, amables, de bien y sobre todo de buena familia, sexis, acomodadas, lo lograron las revolucionarias, las indecentes, las no religiosas furibundas, las indignadas, las migrantes y de la baja escala social, las que pedían mayor equidad en la vida conyugal y en la productividad.

Incendio en la fábrica Shirtwaist de Nueva York

Hoy en dia…

Hoy en dia todo es pura basura, odio, rencor, violencia, envidia por todos lados en la gente, los medios de comunicacion, y los “nuevos inventos” siempre esta eso de poner a los peores sobre los mejores y una cultura de sospecha mientras el verdadero delincuente el politico corrupto, el terrorista, el traficante, el conspirador, y el asesino haciendo de las suyas.

Cuentos cortos

El puente de la verdad (cuento)

Evelio era un joven muy vanidoso. Le gustaba asombrar a sus amigos y por eso siempre estaba contando historias exageradas, pues quería que todos lo admiraran.

Un buen día, a Evelio se le presento la oportunidad de viajar a Italia. Al regresar a su pueblo quiso asombrar a sus amigos con sus relatos de aquella tierra lejana y, como quería que todos lo envidiaran, empezó a contar toda una sarta de mentiras.

Sigue leyendo

José Cecilio del Valle

El que no observa a un pueblo más que en su actual posición es como el que no ve a un hombre más que en un acto solo de su vida. Para conocer a un hombre es preciso verle en todos los periodos; y para conocer a un pueblo es necesario observarle en todas las épocas de su historia.

Yo soy el hombre de los deseos.
Quisiera:

Que los que hayan nacido con talentos para la historia meditasen profundamente los derechos y deberes del hombre, los derechos y deberes del ciudadano y los los derechos y deberes de las naciones.

Que observasen las clases en que son divididos los pueblos, el espíritu y el sistema de cada clase, la acción y reacción mutua que ejercen unas sobre otras, su posición en los siglos anteriores, su situación actual y presente.

Que proclamada al fin la independencia estudiasen la marcha política de los pueblos, que le han pronunciado, las guerras que han sufrido para sostenerlas, las discordias que los han dividido, el origen de sus divisiones y la causa de sus desventuras.

José Cecilio del Valle. 1/marzo/1822

El Arsenal del Hereje

El arsenal del hereje, interesante para compartir.

Resumen de lo mas imparcial posible

La eugenesia, ¿Qué es la eugenesia? Procede del antiguo griego eu (bueno, bien) y genes (nacer), por tanto es “nacer bien”, o “el nacimiento de los buenos”. La Wikipedia define la eugenesia como “ciencia aplicada o movimiento biosocial que propugna el empleo de prácticas destinadas a mejorar la composición genética de una población”. Eugenesia significa socialismo biológico, biopolítica, una nueva ingeniería social basada en la lógica, la biología, la genética, el acato de las leyes naturales de la vida, y la voluntad de crecer en armonía —tanto con el mismo planeta como con los seres que lo pueblan. La eugenesia es la voluntad de un jardinero que intenta que la especie no sea un descampado donde crecen hierbajos en desorden, sino un jardín donde, merced a la intervención de una inteligencia superior, se arrancan las malas hierbas y se cultivan las plantas hermosas y fructíferas, compartiendo una armonía entre ellas, y siendo amables con el suelo santo sobre el que germinan y crecen, y al cual deben su misma existencia. Es la voluntad de mejorar al hombre o, preferiblemente, de superarlo, pues ya se sabe que el hombre es un ser imperfecto cuya creación no está completa, cuyo modelo de perfección absoluta aun no ha sido fijado del todo, y que por tanto ha de ser dejado atrás. La eugenesia, en suma, es el instinto de llevar adelante la evolución de la especie y crear al superhombre.

Nada nuevo bajo el Sol. Desde el Neolítico, el hombre encontró maneras de domesticar a animales que eran biológicamente útiles para él por aportar buena leche, carne, huevos, lana, etc., y se dedicó a criarlos con esmero para mejorar la calidad de sus rebaños generación tras generación. Lo mismo pasó con las variedades de plantas, especialmente con los cereales. En cada generación, el antiguo granjero-ganadero impedía que las variedades no-útiles de su rebaño o cosecha se reprodujesen, y en cambio procuraba que los mejores especímenes tuviesen una descendencia prolífica. Así, sus cosechas y sus rebaños iban mejorando poco a poco. Si por tales métodos se podían obtener toros más grandes, trigo más nutritivo o gallinas más fértiles, ¿por qué no se iban a poder obtener seres humanos más inteligentes, valientes y fuertes? ¿Acaso el cuerpo del hombre no está sujeto a las mismas leyes que las que gobiernan a los animales salvajes? Desgraciadamente, esta mentalidad, que se aplicó al ganado y a los cultivos, no se aplicó al hombre, y la conquista de condiciones de vida mejores, así como la adopción de hábitos y dietas antinaturales, relajó la selección natural, desencadenando la degeneración del hombre civilizado.

La eugenesia habla de la necesidad de impedir (eugenesia negativa) la multiplicación de mutaciones indeseables en el genoma humano (como objetivamente lo pueden ser la ceguera, la deformidad, enfermedades congénitas variadas, el retraso mental, el avance del mestizaje entre razas originariamente armoniosas por sí mismas, el síndrome de Down, etc.) prohibiendo su reproducción y multiplicación antes de que sea demasiado tarde para la especie y antes de que la Tierra y la Naturaleza reaccionen violentamente ante la proliferación descontrolada de un tipo humano inferior, enfermo y abotargado, que se ha convertido en un tumor maligno para el planeta.

Y, por otro lado, es preciso favorecer (eugenesia positiva) la propagación de los especímenes humanos mejor dotados en todos los aspectos, para otorgarles la ventaja evolutiva. Esto se refiere especialmente a la natalidad, el entrenamiento deportivo, la alimentación, la vida a la intemperie, el cultivo de las facultades mentales y de la voluntad, la cultura general y la salud. A los ojos de la especie, cualquier método es legítimo para lograr esto, desde la fertilización in vitro, el diagnóstico pre-natal o la selección de embriones, hasta avanzadas técnicas de ingeniería, cirugía y terapia genéticas que están a la vuelta de la esquina. Si esto no se lleva al cabo es precisamente porque la Civilización Occidental está gobernada por personas a las que el destino de la raza, de la civilización y de la humanidad no les importa en absoluto, ya que lo que les mueve es el beneficio económico inmediato y el éxito cortoplacista.

Occidente se muere y pide a gritos un sistema autoritario y socialista en el que la regeneración de la raza y la calidad biológica vuelvan a cobrar fuerza para equilibrar la balanza planetaria que actualmente está inclinada hacia la proliferación de un tipo humano de nula calidad.

INTRO

A menudo he pensado que Galileo no fue el primer hombre de la época post-clásica europea en “redescubrir” que la Tierra gira alrededor del Sol. Había acceso a las obras clásicas, y creo sinceramente que en la Edad Media muchos sabios conocían la verdad, pero ninguno tenía el valor de publicarla por temor a la Iglesia y a la palabra “hereje”, capaces todas de arruinar su carrera e incluso de poner fin a su vida en una hoguera, al son de los aplausos del vulgo beato. Así, una camarilla de fariseos, representante de una idea oscurantista, ejercía su control sobre un rebaño “temeroso de Dios”, manteniéndolo por siempre en la ignorancia y en las tinieblas, despojándolo de sus tradiciones gentilicias para reemplazarlas con la Biblia y reinar como reyes tuertos en un mundo de ciegos. Galileo, pues, como otros, se vio forzado a retractarse, so pena de ser quemado por hereje.

Pues bien, hoy tenemos:

- Una nueva Iglesia: el Sistema.

- Nuevos dogmas incuestionables: lo “políticamente correcto”, la “igualdad” a ultranza, el feminismo, el multiculturalismo, la rebelión contra cualquier cosa que esté bien constituida, el odio hacia lo superior, el individualismo y el deseo de no ofender a los parásitos chupasangres y quejicas

- Una nueva inquisición: la prensa, las ONGs y los lobbies judíos, homosexuales, feministas y cristiano-demócratas, entre otros.

- Tenemos nuevos herejes: revisionistas, “ultraderechistas” y científicos disidentes.

- Nuevos tabúes intocables: la ingeniería genética, el “holocausto”, el racismo, el nazismo, el fascismo, el antisemitismo… y la eugenesia.

- Nuevas cazas de brujas: escándalos y juicios a los grandes disidentes o a cualquier sospechoso de “racismo” o patriotismo.

- Nuevos pioneros arrepentidos al estilo de Galileo, como el científico y superdotado inglés James Watson, quien se retractó de su frase “racista” en 2007, so pena de ser quemado en la hoguera de los medios de comunicación. Igual que en el caso de Galileo, el tiempo demostrará la veracidad de sus palabras, y la posteridad honrará como verdaderas esas palabras que murmuró entre dientes: “y sin embargo, se mueve”.

- Tenemos nuevas hogueras: el ostracismo, la difamación, la condena, el encarcelamiento, el boicot e incluso la agresión física directa.

- Un nuevo Satán, anticristo, Lucifer: Adolf Hitler.

- Y, por supuesto, tenemos a los fariseos de siempre: grandes magnates de las finanzas y de los medios de comunicación, progresistas y políticos ambiciosos que venderían a su hermano por dinero y notoriedad, ONGs que timan al contribuyente incauto y viven de subvenciones cual parásitos, burócratas desvencijados y quemados, funcionarios trepas y mediocres, profesionales del derecho que se sustentan con la injusticia y la mentira, parásitos decadentes, incluso científicos que pretenden medrar pisando a sus compañeros de trabajo, haciéndole la pelota al Sistema por muy corrupto que sea, y utilizando a cada uno de los caídos en desgracia como un peldaño particular en su escalera hacia no se sabe muy bien dónde (cualquier trabajador conoce bien el perfil psicológico que se está describiendo). Todos ellos, juntos, representan la contra-evolución, las corrientes destructoras, antitéticas y disgregadoras en el seno de la humanidad: los defectuosos de la especie, que impiden su evolución hacia formas de vida superiores, encadenándola a lo mísero, lo mediocre y lo servil.

Sigue leyendo

Andragogía

Andragogía el máximo conocimiento del nivel educativo.

Es la forma de enseñanza en el cual el ser humano ha alcanzado su máximo nivel educativo o conocimiento, es decir, como ejemplo cuando la persona de nivel andragogo lee un titular o los primeros párrafos de un texto esa persona ya sabe a qué se refiere lo demás. La andragogía facilita en las personas con mayor conocimiento la forma de mejorar los cambios mentales para un mejor desempeño y una vida mejor, se desarrolla a través de una praxis con fundamentos en los principios de participación, horizontalidad y flexibilidad. [R] Sigue leyendo